jueves, 14 de mayo de 2020

Reflexiones de confinamiento III


Castellote, 22 de marzo 2020
Noveno día de confinamiento por Covid 19
Echar de menos la normalidad
Y los días pasan iguales y cada uno es diferente. Los minutos pasan lentos y a la que me doy cuenta es hora de comer, cenar y no me apetece cocinar. Los ratos pasan entre pena y risas de niños, entre juegos, abrazos y cariño. Y me acuesto en la cama llena de buenos propósitos que se funden con el día, que se escapan entre mis dedos como arena del desierto, como agua de lluvia.
Y se echa de menos la rutina normal, el ajetreo de la semana, el dormir hasta tarde el sábado y el domingo. Se echan de menos los planes, los cafés en el bar, hablar con un vecino, caminar libres por el pueblo sin destino.
Y saldremos, saldremos todos al final a florecer, a sentir el sol en la piel, a tocarnos el alma con sonrisas y manos.
Y volveremos después de esta hibernación primaveral, de este sueño pesado, de este paréntesis obligado, diferentes, renovados, más juntos, fuertes, con nuevos miedos, con nuevos retos, con ganas de hacer las cosas mejor, con una nueva humanidad en nuestro interior y en el suelo que pisamos... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones de confinamiento V

Castellote, 4 de abril 2020 Veintidosavo día de confinamiento por Covid19 Pasividad  Me levanto por las mañanas y deambulo por mi ca...