jueves, 14 de mayo de 2020

Reflexiones en el confinamiento I

Castellote, 13 de marzo del 2020
Primer día de confinamiento por Covid19
Despoblación y aislamiento exterior e interior


No puedo evitar estar enamorada de las masadas solitarias que se cruzan en mi camino mientras conduzco. Me tele transportan a una sensación de real aislamiento. Personas que durante meses vivían lejos de todo pero que no les faltaba de nada. Siempre había algo que hacer, dentro de casa o en los campos cercanos y así pasaban los días entre el ajetreo hogareño y la supervivencia de los que residían. Nuestra situación actual me ha hecho volver al pasado, cuando las inclemencias metereológicas o la temporada de trabajo de siega obligaban a estar allí, a veces más encerrados, otras más a cielo abierto.



¿Podemos controlarlo todo? Nunca hemos podido pero nos lo habíamos creído. Y este parón obligado para todos nos produce angustia. Ansiedad hacia lo desconocido, hacia lo que no podemos dominar. Mi hijo dice que está preocupado y mi hija dice que está seria. Yo he llorado, limpiado tristeza por que así me sentía. Tengo a mi pareja lejos y el corazón tocado por los lados. Pero nos paramos, nos quedamos en casa y campos, y tenemos la suerte de que podemos disfrutar del exterior en soledad. Echaré más de menos a los que están lejos, a él en la ciudad, pero debemos quedarnos quietos para que el pico de la epidemia sea menor y no se colapse el sistema sanitario.





Aprendamos de esos luchadores que vivían en esas casas robustas de adobe con lo bueno que nos ofrece el presente: luz, agua corriente, comunicación instantánea y entretenimiento y, confío que en todos los casos, las necesidades básicas cubiertas. Aprendamos del arte de parar, o del arte de reorganizar la casa, del arte de la quietud y de vivir bien bajo tu techo.  Aprendamos a mirar por la ventana, a gozar del silencio en vuestras ciudades. Aprendamos a gestionar el miedo y a hacer caso de las recomendaciones de los expertos y profesionales.


Estamos viviendo una historia escrita en un libro de ciencia ficción. Muchas empiezan de manera similar a la situación que hoy vivimos pero en cada una vamos a encontrar un diferente final. Escojamos desde nuestra consciencia y raciocinio una buena manera de acabar el capítulo. Escojamos replantearnos muchas cosas y crecer como humanidad.

Escojamos calma y paz.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones de confinamiento V

Castellote, 4 de abril 2020 Veintidosavo día de confinamiento por Covid19 Pasividad  Me levanto por las mañanas y deambulo por mi ca...