miércoles, 9 de octubre de 2019

Vida de pueblo: The Silent Route




Para ella, en recuerdo a su viaje
Para él, porque vives esta tierra desde dentro.   
He conducido por La Ruta Silenciosa. Conducir es una de mis contradicciones conscientes. Disfruto de curvas y carreteras lentas, de recodos inimaginables, de sacar el brazo por la ventana para sentir el sol y el viento, como el anuncio de ese coche pero mejor, en tu piel, en tu pelo.
En la furgo, Carmen y Kike me acompañaban delante. La soledad y quietud de las atalayas del Maestrazgo se rompía con sus voces y poemas. Recitaban y entonaban canciones antiguas que habían aprendido con sus padres, de pequeños. Son hermanos, amantes de las letras, de los libros y novelas. Son los dos vecinos, amigos de mi vida nueva. En los asientos de atrás, como siempre, mis hijos observaban el movimiento del paisaje tras sus miradas y pocas quejas.

Hemos recorrido juntos La Ruta Silenciosa parándonos en pueblos pequeños, en aldeas, en capitales de comarca, donde hemos almorzado en familia en un comedor casero de ocho mesas. Hemos visitado sitios turísticos y arreglados, con las piedras de las paredes bien colocadas y dispuestas. Hemos estado en lugares en ruinas por la guerra, por el abandono, por la huida del campo a la ciudad, de la comida a la moneda. Nos hemos entristecido por la despoblación, por las escuelas tapiadas, por los negocios más vacíos y las puertas cerradas de caserones, ocupados por veraneantes que se volvieron a su faena.
He disfrutado de parajes, de verde, de azul cielo, de sol, de montañas, de campos, de las altas muelas, de pinos, abetos, carrascas y, trozos de campo ocres porque llueve poco y se secan. He disfrutado del Maestrazgo de Teruel, porque soy una enamorada de la naturaleza, del entorno, de la realidad visual y de la belleza. Y hoy que es un día gris y fresquito os presento este vídeo del paseo por The Silent Route, un recorrido circular desde donde vivo al corazón de esta tierra.

Espero que te guste Carmen…

Cristina Castellote 6 de sept de 2019

Sostener el planeta: la copa menstrual

 
2011 fue un año de muchos cambios. Compramos nuestra finca donde cumplir los sueños y empecé a usar mi copa menstrual. Desde entones no soy capaz de usar una compresa o tampón. Bueno, si que he sido capaz, y os puedo decir que fue horroroso, porque tuve picores y malestares sin parar con las compresas y porque el día que me tuve que poner un tampón pensaba que lo perdía... Y no lo pasé mal solo por la incomodidad de su uso, sino por el mal rollo de tirar a la basura un residuo que se quedará demasiados años en el planeta. En este vídeo os presento las ventajas de tener un kit sostenible para nuestra menstruación, porque la regla es un regalo y cada vez que la tengo me siento y, soy consciente de mi cuerpo un poco más.
 

miércoles, 2 de octubre de 2019

Sostener el planeta: ¡Cuida las abejas!



 

Mi pequeño homenaje a las grandes polinizadoras del planeta. 
Las abejas son insectos pertenecientes al orden himenóptero. La polinización es el transporte de polen desde la parte masculina de una flor hasta la parte femenina. El viento arrastra el polen en las flores que solo tienen órganos femeninos, pero la gran mayoría de veces el polen va de una flor a otra enganchado en las patas de los insectos voladores, y las abejas son expertas debido a la gran cantidad de flores que visitan. Cuidemos su entorno y hagamos su vida más fácil, de esta manera mimamos nuestra huerta y nuestro futuro alimento. Este vídeo son mis historias publicadas el 6 de septiembre de 2019 en las redes sociales de @lasolana_campoyvida

Reflexiones de confinamiento V

Castellote, 4 de abril 2020 Veintidosavo día de confinamiento por Covid19 Pasividad  Me levanto por las mañanas y deambulo por mi ca...