lunes, 13 de mayo de 2019

Despoblación y lectura de "El Fragor del Agua"

 

Este fin de semana me he reencontrado con la lectura. Obras que remueven la mente, ideas, conceptos, propósitos. Hacía demasiado que no leía un libro, que me sentaba y devoraba páginas. No paro de leer a diario pero había perdido la magia de hacerlo en papel. Desde los libros de crianza que me leí antes de tener a mi primer peque, hace más de cinco años, no había disfrutado del silencio de la lectura, de los ratos solitarios acompañada de un libro. 

Reflexiones de confinamiento V

Castellote, 4 de abril 2020 Veintidosavo día de confinamiento por Covid19 Pasividad  Me levanto por las mañanas y deambulo por mi ca...